El desarrollo de la tecnología ha contribuido a facilitar y agilizar notablemente las actividades laborales, convirtiéndose los dispositivos digitales como los ordenadores, las tabletas, o los teléfonos móviles inteligentes entre otros, en elementos indispensables como de gran utilidad en nuestra vida cotidiana. Precisamente, debido a que cada vez la tecnología está más presente en nuestra actividad profesional, es normal dedicar muchas horas en frente de dispositivos digitales. Incluso debido a que en ocasiones es necesario trabajar en horario no laboral, el número de horas que dedicamos en frente del ordenador se puede incrementar considerablemente. Es necesario tener en cuenta que siempre que se trabaja en frente del ordenador se debe adoptar una posición ergonómica correcta para evitar que se desarrollen dolores musculares en el cuello o en la espalda, o el comúnmente conocido como síndrome del túnel carpiano el cuál se produce por compresión del nervio mediano de la mano, entre otras alteraciones… No obstante, además de los problemas musculares, se pueden producir síntomas visuales por el uso inadecuado y prolongado de dispositivos digitales que es necesario conocer.

¿Qué síntomas visuales induce el uso prolongado de los dispositivos digitales?

El uso prolongado e inadecuado de los dispositivos digitales puede inducir visión borrosa, fatiga visual y sequedad ocular, conjunto de sintomatología conocida como Síndrome Visual Informático. Concretamente, la visión borrosa en lejos producida por el espasmo acomodativo es uno de los síntomas que más frecuentemente se suele manifestar en pacientes que no han desarrollado la presbicia por el uso prolongado de los dispositivos digitales. Es común que los pacientes que presentan espasmo acomodativo refieran dificultad para relajar la visión y poder ver nítidamente en visión lejana después del uso de los dispositivos digitales. No obstante, dicha sintomatología no solamente se produce por el uso prolongado o inadecuado de los dispositivos digitales como los ordenadores, sino que cada vez es más frecuente que los pacientes lo padezcan por el uso de tabletas o teléfonos móviles inteligentes. Precisamente, la incidencia de la sintomatología visual se produce porque además de utilizarse por motivos profesionales se han convertido en un elemento indispensable en nuestra vida cotidiana y de ocio por la popularidad que han alcanzado las redes sociales y otras aplicaciones.

iphone

Teléfono móvil inteligente.

Aunque dichas molestias visuales afectan aproximadamente al 70 % de la población, desde la Clínica Oftalmológica Dres. Ortuño consideramos importante resaltar que las pantallas digitales no producen la sintomatología del Síndrome Visual Informático por sí mismas, sino que la propia postura que adquirimos o los malos hábitos en su utilización son los que la producen.

¿Cómo se evitan las molestias visuales por el uso de las pantallas digitales?

Debido a que la sintomatología conocida como Síndrome Visual Informático es frecuente que se produzca en personas que trabajan muchas horas en frente de los dispositivos digitales, para disminuir su incidencia se debe trabajar con la pantalla del ordenador a la altura de los ojos, adoptar una posición ergonómica correcta como disponer de una adecuada iluminación. Concretamente, la pantalla del ordenador no debe estar muy cerca de nuestros ojos, debemos adoptar una postura cómoda en la silla, como utilizar así mismo almohadillas de gel adecuadas para el teclado y para el ratón que permitan apoyar correctamente las muñecas. Además de los consejos anteriores, es recomendable la realización de períodos de descanso para relajar la visión. Precisamente, se debe relajar la vista mirando en visión lejana cada aproximadamente 30-45 minutos de trabajo realizado en frente de las pantallas digitales. Desde la Clínica Oftalmológica Dres. Ortuño de Orihuela recomendamos también realizar parpadeos periódicamente para lubricar la superficie ocular debido a que por la concentración en las pantallas se reduce el número de parpadeos por minuto especialmente en pacientes portadores de gafas como consecuencia de que la propia gafa actúa como pantalla reduciendo el mecanismo natural de parpadeo. Así mismo recomendamos utilizar lágrimas artificiales si son necesarias para reducir la sensación de sequedad ocular, como evitar en la medida de lo posible los sistemas de calefacción o aires acondicionados debido a que incrementan la sensación de ojo seco. Si aun así la sintomatología visual no remite, en nuestro centro oftalmológico disponemos de la tecnología más avanzada para analizar la visión y estudiar las diferentes alternativas terapéuticas.

Anuncios