Con la edad los párpados sufren un proceso de envejecimiento como sucede con el resto de estructuras del globo ocular u otras partes del cuerpo, manifestándose dichos cambios tanto en el párpado superior como en el inferior. En el párpado inferior los cambios que se inducen por la edad producen las comúnmente conocidas bolsas de los párpados, como también arrugas en la piel principalmente. Sin embargo, en el párpado superior dos de las condiciones que más se suelen presentar frecuentemente en la población es la dermatocalasia la cual produce la caída del párpado superior por un exceso de piel por la edad, y la ptosis palpebral que se induce debido a la flacidez de las fibras del músculo que elevan el párpado superior la cual se encuentra asociada en algunas ocasiones a patología funcional. Precisamente, la ptosis palpebral además de ser un problema estético presenta la desventaja de que limita la visión del paciente, por lo que diferentes alternativas no quirúrgicas se han intentando desarrollar para mejorar la estética visual aunque sin resultados esperanzadores. Concretamente hace relativamente poco tiempo se desarrollaron unas gafas con unos imanes incorporados en el párpado superior y en la superficie posterior de la gafa en los que cuando el paciente se ponía las gafas el párpado se mantenía en una posición correcta. Sin embargo, dichas alternativas presentan la desventaja de que es necesario depender de las gafas en todo momento, no son tan conocidas, como así mismo cuando se quite la gafa el párpado volverá a su posición original por lo que prácticamente no se utilizan. Actualmente la única solución existente a los cambios producidos en los párpados es la técnica quirúrgica denominada blefaroplastia de párpados, intervención ambulatoria que no requiere de hospitalización asociada con pocas complicaciones, la cual se realiza en la mayoría de situaciones mediante anestesia local tópica y sedación.

¿Qué resultados se obtiene con la blefaroplastia de párpados?

Casi todas las intervenciones de párpados o también denominadas blefaroplastias se realizan únicamente con fines estéticos, salvo en aquellas ocasiones que la caída palpebral limite el campo visual del paciente notablemente como sucede en la dermatocalasia. Mediante la cirugía de párpados es posible mejorar la estética y rejuvenecer la mirada sin cicatrices visibles. Precisamente, debido a la relación que presenta la alteración estética palpebral con la limitación de la función visual, los oftalmólogos son unos de los especialistas capacitados para realizar la cirugía de párpados. Concretamente, la Clínica Oftalmológica Dres Ortuño de Orihuela es un centro especializado en la cirugía de párpados.

La intervención de la blefaroplastia se realiza mediante unas pequeñas y precisas incisiones que se realizan en la piel. Así mismo si fuera necesario el cirujano especialista en párpados valorará si también es necesario tensar el ligamento tarsal. Como se puede observar en la siguiente imagen, se observa el resultado visual de una paciente con dermatocalasia y bolsas de grasa de los párpados previamente a la intervención, y el resultado estético producido después de la cirugía de párpados.

Blefaro1

La intervención de cirugía de párpados se realiza de manera ambulatoria y con anestesia local. Debido a la corta duración del procedimiento el paciente podrá regresar a casa una vez realizada la correspondiente valoración por parte del cirujano de párpados. Es normal que después de la intervención los pacientes presenten algunos hematomas e inflamación que remitirán en pocos días, como así mismo las incisiones realizadas en la intervención para extraer el exceso de grasa y de piel principalmente cicatrizarán de forma muy rápida siendo imperceptibles. Será necesario además tener en cuenta unos cuidados, tratamiento postoperatorio y consejos que serán informados por parte del especialista cirujano en párpados, como así mismo se deberá realizar algunas visitas postoperatorias para comprobar la evolución.

Anuncios